viernes, junio 24, 2005

El brillo de la estupidez II



Ya antes había tomado el tema de la estupidez humana, pero hoy unas letras grandes y blancas que me observan mientras viajo al centro, me sugieren que retome el tema.
Y aquí estoy, observando esta fotografía y pensando en la capacidad intelectual de quienes pintaron un cerro de mi ciudad; de quienes no repararon en el daño a nuestro patrimonio al realizar un acto de tamaña barbaridad; de quienes no hallaron mejor forma de propagandear a un candidato manchando nuestro entorno natural. Lo más extraño aún, es que esto corresponde a Tomás Hirsch, candidato Humanista, cuya corriente política posee lineamientos ecológicos, contrarios a todo tipo de acción que altere el orden natural del medio ambiente y de la cultura de los pueblos, por lo que esta propaganda además de contradecir su discurso, nos ensucia el paisaje, nos daña el patrimonio y deja en evidencia la estupidez de los dirigentes de las células que actúan en Arica; transformándose en salvavidas de plomo, para el valor alternativo de la izquierda extraparlamentaria en nuestro país.

3 comentarios:

Roberto dijo...

Gerardo, date una vuelta por
http://www.tomashirsch.cl
y le preguntas por estos "brillos" nortinos.

(Tiene un foro que dice Pregúntale a Tomás)

No sé si responderá

Suerte y ganas con el Taller!!!

Canal Desierto dijo...

Vale Roberto, le envié la pregunta, pero aun no la publican, espero que la hagan y que manden a limpiar el cerro.

leo prieto dijo...

Ya rompieron el "dibujito" de Hirsch, antes que le alcanzara a sacar una foto.

Me mandarias la tuya (grande) a mi mail?

leo arroba leoprieto punto com