viernes, junio 17, 2005

Desapareció un hombre invisible

"Ayer mataron a un lobo en la puerta de mi casa con la cabeza vencida sobre la acera soñada.
Observaba la bodega, donde jugaba y dormía con la pupila vidriosa miraba pasar el día
y los niños de su mundo hablaban en voz muy baja de su mirada.
Para el resto de la tierra, allí había un perro muerto, un perro que unas horas estaría descompuesto, había que limpiar la tierra de aquella mancha oscura, para el resto de la tierra un perro muerto es basura, pero los niños jugaba y volvían a su lado, siempre callados"
Discurso Fúnebre - Silvio Rodríguez

A propósito del terremoto y la desaparición de una persona presumiblemente aplastada por las rocas del morro, se me vino a la memoria esta canción. Pues quien está desaparecido es un indigente, ermitaño, alcohólico y que vivía en una cueva del morro, pero más importante aún, quien está desparecido es una persona, un ser humano.
Espero que esté vivo, siguiendo por algún lugar de la ciudad ese extraño camino que optó por la vida, pero si realmente fue aplastado por el derrumbe, de su muerte nacerá a la memoria y será recordado como parte de nuestra historia, será la única víctima ariqueña que dejó este terremoto y desde el olvido de la sociedad en vida, será un recuerdo de las efemérides en muerte. Pero ello no romperá el triste ciclo de aquellos seres invisibles, que caminan junto a nosotros como una sombra que sabemos que existe, pero que no reparamos en su presencia, y que un día cualquiera, lejos de terremotos y otro tipo de catástrofes, amanecen muertos en algún rincón, tomando el color de la carne y dejando de ser invisibles por unos minutos hasta que la tierra los consuma para ser nuevamente transparentes, pero esta vez es para siempre.

7 comentarios:

Felipe Contreras Haye dijo...

Gerardo, he llegado a tu Blog por recomendación de Florangel. Que grato leerlo, un muy buen BLOG. A Mi también me conmovió mucho lo que cuentas de "Orteguita".
Cuantos Orteguitas tenemos botados a diario y solo aparecen en los terremotos. No podemos permitirnos el derecho a tener ese nivel de pobreza.

Un gusto. Nos estamos bloggeando.
felipecontreras.blogspot.com

Felipe Contreras Haye dijo...

Gerardo:
Ubicame al celular, me gustaría conversar contigo.
09.682.25.44

Felipe C.

Roberto dijo...

Es verdad lo que dice Felipe, tienes un muy buen Blog aquí, con opinión, y con nombre y apellido, como tiene que ser.
Te dejaré un link en El mundo sigue ahi, así recibirás visitas de mi mundo también.
Un abrazo desde Santiago.

Mauricio Miranda dijo...

Hola Gerardo, que bueno e ineteresante volver a encontrarte, mas aun por esta via de comunicacion a la cual pude accerder gracias a Florangel, tienes mucha razon en cuanto a Orteguita y cuantos mas como él que deambulan por nuestra retina sin siquiera darnos cuenta que tienen tantos derechos y deberes como todos nosotros.
Muy buen Blogs, seguire leyéndote además de hacerte partícipe de mi mundo diverso.
mauricio

Canal Desierto dijo...

Felipe que bien tu visita a mi blog y que compartas esta visión sobre Orteguita y los muchos que existen y mueren sin que nadie los conozca.

Sigamos blogueando, conectando redes y trabajando en base a las utopias, que si bien son inalcansables, nos permiten avanzar.

Canal Desierto dijo...

Roberto, es un orgullo recibir tu visita. Me alegra y te agardezco el link que en tu blog y ser parte de tu mundo que sigue ahí, y sigue allá y en todas partes del mundo donde vamos construyendo comunidad.

Un abrazo Gerardo

Canal Desierto dijo...

Mauricio, tanto tiempo, desde el colegio... mirá que grandes sorpresas me ha dado este blog...
Un abrazo y visitaré tu mundo diverso