lunes, enero 16, 2006

Mi Chile Que Madura

* Plaza Colón. Triunfo en Arica

Desde que descubrí la democracia a eso de los 10 años me enamoré de todos estos procesos eleccionarios. Antes solo protestas, panfletos y la palabra política que me sonaba tan lejana. Y es que nací en Santiago, en un barrio pobre de fines de los 70, donde las protestas se hacían en las afueras de mi casa y cuando dejaba de llover con mis amigos jugábamos en el barro negro como recuerdo de un neumático quemado.

Pero la democracia ya es parte de la vida, y las elecciones son sin duda un momento único donde trasciende la igualdad entre todos los seres humanos. Ayer por un instante mi decisión fue tan válida como la de mi vecina y la decisión de mi mamá tuvo el mismo valor que la del Presidente. Y fue ese instante el que marca la historia de nuestro país, instante que cada cierto tiempo se repite para trazar caminos y direcciones por donde nuestra patria dirigirá su horizonte. Recuerdo el título de un diario que hace más de 17 años dijo "Con un lápiz Chile derrotó a la dictadura", hoy con lápiz decidimos qué es lo que queremos y cómo será el camino de nuestra tierra en los años que se vienen.

Si es por triunfo, estoy feliz, mi voto fue de los que celebraron entre abrazos, saltos y emoción la victoria de quien yo veo me representa, Michelle Bachelet. Pero intento detenerme en el momento histórico de una mujer en el gobierno y no logro dimensionar la trascendencia de ello, pues más allá de la contingencia política, hay cambios culturales que trascienden en un continente de padres, pantalones y corbatas, y que demuestran que es posible asumir un desafío tan importante como es dirigir un país sin importar el género.

En suma, Chile crece y hace más democrático. Con un sector que celebra la victoria y con otro sector que saluda y respeta a los vencedores como dignos demócratas chilenos.

El Chile que quiero es así, de saber ganar, de saber perder, pero de poner por sobre todo siempre delante nuestro al ser humano y el cuidado de la democracia.

Chile sigue madurando. Ahora a seguir construyendo.

8 comentarios:

Felipe Contreras Haye dijo...

Chile Madura y acorde con eso, nosotros los ciudadanos debemos madurar, no pensar que un Presidente nos va a arreglar nuestros líos. Un Presidente debe encausar nuestros anhelos y por eso estoy muy contento que sea Michelle quien lo haga.

Que bueno que hayas retomado el BLOG.

Nitza Hrepic dijo...

Pucha que me siento orgullosa de ser Chilena y en estos días, aún mas que siempre!!!!

ojo humano dijo...

Saludos y seguimos trabajando.
Mi esperanza está más allá de los hombres, pero bien por nosotros, en el más acá.
Contenta en este cálido verano; ya se nos han desaparecido las rosas y llegan las buganvillas de todos colores. El sol cambia de posición y las tardes refrescan. De lluvia, nada.

Felices vacaciones, aunque al lado del mar parece que siempre se está libre.

José Martinez dijo...

Uno de esos cambios culturales que dices y que hoy me emocionó fue que mi hija Antonia de 6 años me dijo que ella quería ser PresidentA de chile. Saludos y a seguir construyendo. Pepe M.

Sol Diez dijo...

¿será La alegría que espero? jaja. bueno se te notaba en la cara lo contento que estabas el domingo, creo que es la alegría que me causo el plebiscito del 88 y lo compartimos con mi familia, es importante ya que somos mayoritariamente mujeres. Por otro lado que bueno que regresas, yo tambien retorme a mis cuentos. Un beso

Ricardo Roman dijo...

Gerardo, es un gusto que hayas retomado tu blog personal. Siempre es bueno cultivar una identidad propia. Quería decir solamente que estoy orgulloso de tus avances profesionales y en la vida. Me siento tu amigo y me identifico con lo que te ocurre. También quería invitarte a mi red de amigos de chat (Chile, México, Perú Bolivia y España) desde la próxima semana. espero que puedas participar.
Un abrazo grande.
Ricardo.
ricardoroman.cl

Osvaldo dijo...

hola Gerardo

chita que es linda mi gente!!! En estos días como que el país anda inflao o algo así pero es bueno. Siempre me ha llamado la atención que el chileno en el día día no anda con el nacionalismo barato de boca en boca, ese que casi raya con la odiosidad por pueblos o naciones vecinas. Pero cuando que hay que hacer patria o hacer gobierno, ahí es otra cosa, tenemos una cultura cívica que ningún otro país en la región puede gozar. Tenemos comicios tranquilos y serios, resultados tempranos y actitudes repetables frente a ellos, eso es ser ciudadano!!! y lo impresionante es que lo vivimos desde el 88, no son ni 20 años!

Es de esperar que aún crezcamos pues cuánto nos queda por recorrer, en especial por aquellas almas jóvenes que aún no se dan cuenta que el país está en sus manos.

Viva Chile Mi.!

aguirrebello dijo...

Compadre: ¡¡¡TETRACAMPEAO!!!

Un triunfazo que estoy celebrando a punta de Micheladas (chela heladita, juguito de limón y una pizca de sal). Casi tan refrescante como tus sandías y duraznos heladitos.

Viejo, como periodista, me siento orgulloso de lo que están haciendo con El Morrocotudo. ¡Sigan adelante!, con fuerza, marcando ciudadanía.

Abrazo,

A