sábado, julio 23, 2005

La primera conversa...

7 pm. Viernes 22 de julio.
Arica anochece con el cielo cubierto,
por el paseo Sangra se ventila una helada brisa que mueve a los árboles
y en la puerta de un café somos cuatro los que conversamos
... luego sumaríamos trece.



Y se hizo el café, ni cortado, ni express, por el contrario fue un café bien cargado de optimismo y buena onda, donde 13 blogger ariqueños nos reunimos a conversar e intercambiar experiencias de nuestras vidas junto al blog.

Me confieso hombre de poca fe, pues dudé en que la convocatoria fuera tan exitosa, ya que hablar de 13 personas no es un número menor, así nos explicó losser, bloggero más antiguo de la reunión, que hasta hace un par de meses atrás era el único que posteaba al resto de Chile desde este rincón del norte.


Y nos conocimos, nos vimos la cara, oímos nuestras voces y estructuramos juntos conversaciones positivas en base a nuestros proyectos de actores ciudadanos activos y comprometidos, donde el blog es sólo una herramienta de la cual podemos sacar un provecho mayor a la hora de seguir trabajando nuestras ideas. En el encuentro estuvo Loreto, Edgardo, Jorge, Nitza, José y Marco, también fue Vlado, Claudia, Losser, Jairo, Maggy y Toño... no somos los únicos en Arica… por suerte… pero somos los primeros en reunirnos y somos los que seguiremos sumando visiones, acciones, amores y mucha pasión por hacer de nuestra tierra un espacio lleno de ventanas para el debate y la reflexión.

7 comentarios:

Gustavo dijo...

¿Ustedes se conocían de antes, o esta fue la primera vez que se vieron las caras? De ser así, debe haber sido muy heavy el encuentro, porque a diferencia de los foros o los chats, en los blogs la gente se expone mucho más, de una manera más seria y comprometida. Conocer a la cara detrás del blog debe ser una especie de "encuentro cercano del tercer tipo".

Acá en Santiago se han hecho algunos, y estaré atento a poder participar, si es que se puede.

Canal Desierto dijo...

Gustavo, la experiencia fue genial porque no todos nos conociamos... como Arica es una ciudad pequeña, algunos sí nos conociamos de antes o teníamos amigos comunes, pero en general el encuentro fue de rostros nuevos...

Después me cuentas cómo te les fue en la tocata.

Pequeñin dijo...

El encuetro estuvo pro y eso se agradece, hubo rebuena onda, 13 personas sin conocerse, sin antes haber interactuado, con tantas cosas en comun, eso me gustó.

Saludos

Víctor

John Parada Montero dijo...

Te felicito por ese encuentro de bloggers ariqueños. Espero ser parte de un encuentro parecido acá en Valparaíso. Nos leemos Gerardo, saludos.

mireya dijo...

Gerardo, me gusta tanto leer y ver todo lo que estas haciendo. Se te nota caleta tu espiritu emprendedor, y eso se agradece, sobre todo en una ciudad como Arica. Felicitaciones por este primero de muchos encuentros, en los cuales espero poder participar.

Saludos, Mireya

Claudia Ramos dijo...

Gerardo,
Esta Arica que estamos construyendo dÍa a dÍa va dando frutos, gracias a ti y a muchos a otros con los que estamos trabajando.

"HAGAMOS DE NUESTROS SUEÑOS REALIDADES PARA COMPARTIRLA CON OTROS"
Un Fuerte Abrazo.

:)(:pasion-s-lmt dijo...

Primero: Gracias por tu visita.
Segundo: Nunca está de más un saludo de cumpleaños, aunque sea atrasado y por una cuasi desconocida (eso solo se puede hacer aquí...en nuestros blog)

Qué bueno que te animaste a comentar algo que en estos días parece ya no tener cabida en nuestras conciencias.
En realidad la palara pecado no me gusta mucho, suena muy religiosa y manoseado, pero en palabras simples se refiere a cualquier cosa que nos provoca un alejamiento con Dios, un tema que da para largo. Pero me gusto mucho tu énfasis y estoy completamente de acuerdo contigo; Dios nos ama profundamente, más de lo que nosotros decimos amarlo a él, por eso hizo de todo para acercarnos a él...nosotros los humanos buscamos encuentros con lo divino (Dios), pero Dios está buscando encuentros con el hombre...

Bueno espero que mi blog no sea tan chocante o "extraño", me gusta esto de conocer gente diversa...Viva la diversidad.
Un saludo desde Santiago, Constanza.
Te seguiré leyendo!