lunes, julio 11, 2005

¿Algún droguettiano por ahí?



Escribo porque tengo necesidad de obsesiones, y así he salido, por lo menos transitoriamente, de esta lluvia, de esta agua, de este cataclismo que me acompañó con su arrebatadora invisible presencia desde la niñez. Sí, tal vez escribo porque no olvido mi infancia, porque no puedo olvidarla, no termino nunca de salir de ella, lazando y multiplicando desde ella con ímpetu entre triste y entusiasmado. Si me acuerdo ahora mismo, si me detengo en la mitad de la calle para atravesar hacia el parque y buscar el bando amable, seguramente lo siento todavía a él, a ese enorme viejo lleno de pesadumbres y también de acciones caminando todavía sobre las tablas, atisbando rencoroso y desconfiado hacia el cielo, ahí donde se abre entre los cerros.
Después del Diluvio
Carlos Droguett

Si por ahí o por allá existieran adictos a las letras extrañas y porfiadas de Droguett. Si por ahí o por allá hay quien no lo conoce. Por aquí, por allá y por todos lados estaré recogiendo sus palabras para compartirlas y debatir, reírnos y conversar y seguir difundiendo la obra de este grande parido en tierra chilena y perdido en el mundo.

Su vida, un fragmento y más y más, pero poco del padre de Patas de perro... podemos seguir difundiendo su obra y que crezca en el mundo.

8 comentarios:

Daniel M. dijo...

Pues nunca he leído al cuate este. Pero hablando del desierto, leí una novelilla muy pero muy buena (a mi gusto claro) de Hernan Rivera Letelier que se llama "Himno del Angel Parado en una Pata", y que estupenda obra. Gracias por la visita. Saludos. Parece telegrama. Adios.

@LeX Rodriguez dijo...

Seria que pusieras un link donde podamos encontrar obras completas para dar una leidita y tener idea de los pensamientos de este hombre ...

Siempre conocer un poco de todo ... :)

Canal Desierto dijo...

Daniel... que cuate!!
Que bueno que conozcas a Hernán Rivera Letelier, el es un escritor pampino y narra en sus libros la historia de las salitreras del norte de Chile. Es un tipo muy sencillo que lo ves siempre caminando en las calles de Antofagasta, su ciudad.

Alex, puse un par de link sobre sus libros y solo uno donde sale un frangmento de su obra Matar a los Perros, por ahora he encotrado solo eso, pero si encunetro algo más de él, de seguro que lo publico... saludos por Nicaragua

Gustavo dijo...

Gerardo:

Admito que no conozco a Droguett, pero la invitación que ustedes hacen me parece súper interesante. ¿Qué me recomiendas leer como para empezar?
Leí tu comentario, y tendré en cuenta el dato de ese café para cuando vaya a Arica.
Acá en Santiago hay muchos lugares, pero con magnetismo, no tantos, por eso hay que destacarlos.

Marcos Solís dijo...

Droguettiano aquí , llamando. Te contesto en mi blog de Atina Chile. Nos vemos.
Qué bueno que conociste al padre de Patas de Perro ...

El señor K. dijo...

Desde el exilio escribió Matar a los viejos como uno de los gritos más desgarradores contra la violencia, la violencia gratuita y el absurdo. Aunque me gusta la imagen de Pinochet cagado entero en la jaula del zoológico.
¿Te leíste La señorita Lara? Es un texto corto pero intensísimo, como todo lo de Droguett.
Aunque lamento no poder calificarme de droguettiano, por no ser muy amigo de este tipo de parcelamientos.
Gracias por la visita.

Canal Desierto dijo...

Gustavo, más abajo el seño K nos recomienda un cuento. Yo te recomiendo Patas de Perro, es fantástico el libro... ah y si vienes a Arica, me avisas para conocer la bohemia de esta extremo de Chile.
Marcos, ya hablamos por el Atina...
Señor K, maestro de las letras, un placer tener un comentario acá. Sobre los droguettianos, no es en referencia a una corriente literaria de Droguett, sólo lo puse en relación a quienes disfrutan de la obra de este grande de la literatura chilena.

Gustavo dijo...

Patas de Perro, OK. Lo buscaré cuando vuelva a Santiago.

Gracias por la inviación, sin duda que la cobraré, y suerte con el taller de BLOGS.