viernes, marzo 02, 2007

Callecita


Piso 22. Observando la calle. País ajeno. Vértigo. Luces, autos y más luces. Una noche más, esta vez en lo alto y en la calle.

Y la noche no habla igual en el mundo. Acá tiene un tono distinto. Con una voz que cruza un par de labios embriagados por un vino rojo y un rojo erótico y un erotismo embriagado, por la voz de la calle.


De pronto un susurro. Mi oído. Y la palabra embriagada que me sedujo.

Mis manos.

Mis ojos...

la noche vino y me robó una fotografía.

*Fotografía: Corrientes - Buenos Aires. Febrero 2007

9 comentarios:

boris dijo...

hola gerardo, gracias por tus palabras, que buenos los viajes, lo de Silvio genial, te cuento que estuve hace poco e Lima coincido contigo que Barranco es imperdible, muy bonito, buenos pubs, me encanto la plaza donde habia una bibloteca antigua, un gran saludo,

Cristy dijo...

es muy bueno salir....oler...gustar...ver otros lugares...uno se da cuenta de que la vida es más de la que uno vive...y dan ganas de quedarse a veces ...no te ha pasado ??...un abrazo.

Canal Desierto dijo...

Cristy, así es y me ha pasado, no se si quedarme en el lugar, pero sí quedarme en el momento, en el instante.

Boris, Barranco es fenomenal, demasiada mísitica en ese lugar.

Juan Carlos Morgado dijo...

Simplemente genial la vista ...


especial para meditar



Un abrazo
;)

Solylunnyta dijo...

na que ver¡¡¡

pero que buenas las fotos de silvio....

aaa¡¡¡ ya quierome en Buenos Aires..

Saludos

Lu dijo...

Hermosa imagen de una noche en que los sentidos se dejaban seducir.
Saludos desde México.
gara67@prodigy.net.mx

yhallo dijo...

hola socio, veo su nuevo despertar, que le dure.
muy serca estubo, ya nos veremos y este vigilante, estoy crendo un par de esclusividades

víctor dijo...

Buena vista de la primera noche porteña. Y sí, como diche una chica más arriba, daban ganas de quedarse.

Vladimir Urrutia dijo...

increiblemente miraba la foto y pensaba en bs as cuando me hospedaba en el hotel conte y podía mirar hacia abajo y las minisculas callecitas parecían desaparecer entre los edificios, linda foto

gracias por tu saludo de cumpleaños.


saludos cordiales
vladimir urrutia