miércoles, octubre 05, 2005

Ledermann y el rojo entero rojo


El sábado en la noche en medio de una reunión me invitaron al teatro a ver el concierto de Carlos Ledermann y claro que fui. Como Arica es una ciudad pequeña me encontré con varios amigos, profesores del colegio, conocidos y parte del mundillo de las artes ariqueñas. De pronto apagan las luces, la guitarra comienza sus primeros sones.

El escenario a oscuras, la guitarra se impone. Un foco, la luz, Ledermann y su arte envuelve de inmediato el espacio de este teatro de mujeres, de hombres, de niños, de espectadores, de visitantes, de observadores. Melodías españolas, melodías foráneas que parecen nuestras y el arte empieza a tomar la forma del espíritu y el espíritu se hace placentero.

Las cuerdas y las manos hacen arte en un juego de armonías y ritmos en el claroscuro del escenario y entre el público yo observando, disfrutando, sintiendo. Más tarde se uniría una caja, luego otra guitarra, la voz y una bailaora para hacer un show completo, mientras el rojo se hace más rojo y la catarsis me alcanza en niveles máximos. Y es que nunca había estado frente al flamenco y en esta, mi primera vez, puedo decir que lo disfruté al máximo.

Entre claveles que volaron a un escenario lleno de energia, entre la música que me siguió hasta mi casa, entre la alegría de compartir y disfrutar del buen arte en mi querido teruño, y entre los buenos recuerdos de esa noche, dejo estas letras cargadas aún de la pasión guitarreada y el rojo zapateado.

Por hoy el tiempo me limita a seguir escribiendo. Pero más adelante compartiré que hago en estas horas de trascendencia... solo adelanto que he escrito mucho estos días, pero no en mi blog.

9 comentarios:

SimonA dijo...

que bueno...
no eh tenido el agrado de escuchar su musica...
pero tus palabras me dejan en claro que impacta..

nos leemos

Gustavo dijo...

No sabía que Carlos andaba por tus tierras. Carlos fue mi profe de guitarra, y le hice percusiones y voz como un año y medio también. Gracias a él anduve por Frutillar, Temuco y Viña en conciertos. Lo pasamos muy bien.

Le mostraré este post.

Saludos

Carlos Ledermann dijo...

Gracias, mil gracias por tus palabras, Gerardo, para mí y para mis amigos y compañeros valen más que cualquier aplauso de aquella noche: los aplausos muchas veces son por cumplir, porque hay que hacerlo, si lo hace el de al lado hay que hacerlo porque es bien visto, pero palabras como las tuyas, dichas después, son mucho más valiosas.
Recibe un abrazo de parte de Pía, Nicolás, Leandro y mío propio y por favor escríbeme a lederm@entelchile.net que quiero hacerte una consulta.

Afectuosamente,

Carlos Ledermann

Pía Villar dijo...

Hola Gerardo!!!
Muchas gracias por tu comentario y al igual que Carlos, pienso que esto es lo que verdaderamente motiva a seguir adelante (el aplauso también obvio). Cierto que volaron los claveles jajajajaja, pero eso igual se agradece porque son muestras de cariño.
Si quieres escribirme, puedes hacerlo a pivillar@hotmail.com.
Un abrazo grande
Pía Villar

un sol dijo...

Espero algún día poder volver a tocar las estrellas!

Pablillous dijo...

debe haber sido lindo el concierto!

gracias por tu comentario..la verdad es que hoy yo anduve emocionado todo el dia recordando el triunfo del no..

abrazos desde el calor

Canal Desierto dijo...

Esto es como un cuento surrealista, cuando los personajes de tus post te escriben... genial.

Gracias a todos los que han escrito, los lei en esta madrugada de día jueves

Héctor dijo...

Sos.. grande...!!! a ese nivel de contactos estas...? Ledermann. Te felicito, pasos seguros en tu caminar y con mucho esfuerzo mas la constancia..., da frutos. Un abrazo.

Veronica Espinosa Santos dijo...

Hola Gerardo, Soy Veronica Espinosa s. corresponsal del Morrocotudo. Feliz por tus comentarios hacia la presentacion de Ledermann en Arica. Te hago una promesa formal, voy a subir este fin de semana un articulo ref. al concierto, incluyendo al perro...Como representante de Ledermann, me siento orgullosa, de dos cosas, haber traido a esta ciudad, algo diferente y trabajar con un grupo tan profesional como ellos. Te cuento que nos vamos de gira internacional. cariños, vero.