domingo, marzo 26, 2006

Aún Soy Un Detenido Desaparecido

Aún sigo siendo un detenido desaparecido. A los 32 años perdieron mi rastro y mi mujer desapareció conmigo. Desaparecí muy joven, cuando me dijeron que sería padre. Desaparecí cuando aún no quería desaparecer. Desaparecí en Argentina. desaparecí en la sierra. Desaparecí llamándome Gerardo Espíndola, con mi esposa de nombre Rita Ales y en su vientre mi hija de dos meses y que aún no conozco.

Y no alcancé a disfrutar la alegría de ser padre. Pasaron tres años para conseguir con mi esposa concebir a nuestra María Victoria, que fue salvada de la muerte y entregada a su abuela materna. Pero aún no la conozco.

De Córdoba me fui a la Sierra, en búsqueda de la calma no encontré sosiego. Mi oficio de comerciante y mi pequeña farmacia no alcanzaron para protegerme de la dictadura. Mi mujer, asistente social tampoco se salvo de ello.

Nuestro trabajo en una organización social poniendo techos en barrios de obreros y el pensamiento ajeno a la dictadura nos pasaron la cuenta.

Y ya creo que morí, así lo han dicho, así lo han querido hacer saber. Y mi mujer también creo que murió, su destino estaba escrito al momento del parto y los diálogos que hablaban de una sobredosis de anestesia o una inyección de aire después de dar a luz.

Desaparecí joven, en medio de la alegría de ser padre, en el amor de mi mujer.

Desaparecí en la sierra.

Desaparecí en 1977, un año antes que yo naciera.


"Escribí esto en AtinaChile al cumplirse otro año más del inicio de la dictadura en Argentina.

Unas palabras para no olvidar, en recuerdo de MI TOCAYO de nombre y apellido …que nunca hizo daño y que partió a la sierra”.

12 comentarios:

Pablillous dijo...

ojala estas historias nunca se olviden y las tengamos siempre presentes


abrazos

Ipnauj dijo...

Escrbir y recordar son prácticas esenciales para evitar que se repita la barbarie.

Un gran saludo.

Mauricio Miranda dijo...

esta muy notable, aqui no se trata de no dar vuelta la pagina, sino de avanzar, pero con memoria para no volver a repetir estos magros errores.

mauro

Esteban López dijo...

Aveces por uno pagan otros, pero creo que el ciclo de la vida el mundo siempre da vueltas, y los culpables de las penas y dolores siempre son castigados...

Saludos

yhallo dijo...

gerardo, si tu me llamas, necesitas un labrador un creador.
si llamas a los militares, ¿que esperas?, ¿entonces? quienes son los primeros respnsables de tanta barbarie la DC hoy rasga vestiduras pero ellos (Frei padre, Aylwin y otros) fueron los que incitaron la violencia. yo los recuerdo saludando y dando bienvenidas a los hombres de armas. revisa la prense de la època.

Dani dijo...

Por eso amigos nuestro actual ordenamiento constitucional deja y establece clarisimo, que LAS FUERZAS ARMADAS NO TIENEN PODER NI IMPERIO ANTE LOS OTROS TRES PODERES DEL ESTADO NI ANTE EL PUEBLO, DEJANDO AL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA O EL REPRESENTANTES DE LOS RESTANTES DOS PODERES EN CASO DE LA IMPOSIBILIDAD DEL PRIMERO, DE LEVANTAR DE SU CARGO AL COMANDANTE EN JEFE DEL EJERCITO EN TODAS SUS RAMAS SIN MOCION ESPECIAL O ESPECIFICA EN QUORUM CALIFICADO,
No hay que dejar en gente de guerra asuntos de paz (Berthold Bretch)

aguirrebello dijo...

... y en 5 minutos, quedó destrozado, suena la sirena, de vuelta al trabajo, muchos no volvieron..., tampoco tu tocayo.

Un homenaje a tantos.

Abrazo,

A

SERGINHO® dijo...

guau que fuertes y buenas letras¡

un abrazo

Cristy dijo...

Se le extraña por estos lados...sus comentarios ...sus temas ...sus luces..su letra...

Pablillous dijo...

oiga usted esta retirado?


abrazos

Anónimo dijo...

Gerardo como siempre lindo lo que escribes y llega ondo, felicidades por tu nuevo emprendimiento, un abrazo fraterno. Teresa Quinteros V.

Romina Nerguizian dijo...

Gracias por la memoria. Romina